Inteligencia Artifical Scripta Software

En el sector Salud existen numerosas fuentes de datos heterogéneas que arrojan una gran cantidad de información relacionada con los pacientes, las enfermedades y los centros sanitarios. Esta información, bien analizada, resulta de gran utilidad para los profesionales sanitarios.

Se pueden obtener datos sobre salud de historias clínicas electrónicas, dispositivos de telemedicina, pruebas clínicas, e incluso de wearables. Asimismo, aportan un valor añadido los datos epidemiológicos, los nutricionales y los genómicos, más relacionados con lo que se conoce como Real World Data (RWD) y con la medicina personalizada. Analizar esa información puede ayudar a tomar decisiones tanto a los médicos como a los gestores de los centros de salud, lo que repercute en un mejor servicio de salud para los pacientes.

La aplicación de las denominadas técnicas de Big Data permite inferir una capa de inteligencia, en la que resulta de especial relevancia la aplicación de modelos predictivos que ayuden a anticiparse a las necesidades sanitarias y que ofrezcan una atención médica más eficaz.

En el Instituto de Ingeniería del Conocimiento aplicamos técnicas propias de análisis de la información que permiten optimizar tanto la gestión clínica (para predecir cómo utilizar los recursos de la salud de forma más eficiente: frecuencia de asistencia a consultas médicas, ingresos en el hospital, etc.) como el tratamiento y la atención al paciente (dando apoyo a la medicina personalizada). Ofrecemos, entre otros, servicios de alertas, predicción de necesidades y generación de recomendaciones.

Noticias relacionadas

Big data en educación

Los datos por sí solos no son nada, pero esos mismos datos analizados a fondo se convierten en un tesoro en forma de información fiable que, en el...

leer más
Facebook Comments
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí nuestra política de protección de datos y cookies.    Ver Política